El poder del Mindfulness para aquietar nuestro corazón y nuestra vida.

Alguna vez has estado tan comprometido con algo que pierdes completamente la noción del tiempo? Estabas tan presente y atento a una actividad creativa que todo lo demás parecía simplemente no existir. En esos momentos de auténtica concentración, experimentaste plena consciencia, lo que hoy se conoce como Mindfulness.

La plena consciencia es estar en el aquí y ahora, en el momento presente, centrándonos únicamente en donde estamos y atendiendo sólo lo que está frente a nosotros.

Hoy hay muchas maneras de cultivar la atención.

La meditación es una excelente herramienta para lograr y mantener una salud física, mental y emocional óptima.

Se ha demostrado que la meditación reduce los niveles de estrés, aumenta la energía, inspira a mayor creatividad y mejora la claridad mental. Incluso ha sido científicamente probado que reduce el riesgo a la depresión, trastornos alimenticios, adicciones y a la ansiedad!

Las investigaciones también han encontrado que las personas que constantemente cultivan la atención plena a través de la meditación mejoran su salud cardíaca y son sustancialmente menos propensos a tener problemas cardiovasculares, incluyendo enfermedades cardíacas, ataques cardíacos y derrames cerebrales.

¡Si estás con estrés, una excelente opción para lograr una salud plena es cultivar el Mindfulness!

Como en todo, la bio-individualidad juega un papel importante ya que hay innumerables prácticas disponibles.

Experimenta con varias meditaciones hasta encontrar lo que mejor funciona para ti. Recuerda que lo que nos funciona hoy puede no funcionarnos en otro momento, por lo que es importante estar abiertos, atentos y flexibles para el cambio.

Acá les comparto algunas prácticas para mejorar la atención plena, la salud cardíaca y el bienestar general.

1. Mindfulness Meditation – Escaneo del cuerpo
Una manera de practicar la atención plena es hacer un escaneo corporal. Simplemente hay que sentarse acostarse sobre la espalda con los ojos cerrados. Comienza por notar tu respiración y traer toda su atención a ese flujo natural. A continuación, trae suavemente tu conciencia a las sensaciones en su cuerpo – la temperatura, hormigueo o zumbido en tus manos, contracción en ciertos músculos, o la sensación de que tu peso está sostenido por el piso o la silla. Luego, muy gradualmente, enfoca tu atención en cada parte de su cuerpo, escaneando desde los dedos de los pies, las piernas y la región pélvica hasta el estómago, el pecho, la espalda, los brazos, las manos, el cuello y la cabeza. Sin prisa, enfoca toda tu atención en cada parte del cuerpo, volviéndote cada vez más consciente y relajado.

Para una meditación de escaneo de cuerpo guiado, prueba el video dirigido por Jon Kabat-Zinn.

2. Well-Being Meditation – Meditation para el corazón
Otra manera de cultivar la atención plena es a través de una meditación del corazón. Para esta práctica, siéntate o acuéstate cómodamente y lleva tu conciencia a tu corazón. Ve lo que surge naturalmente. Concéntrate en tu respiración que se mueve dentro y fuera del centro de tu corazón. Mientras te enfocas en la respiración y te relajas cada vez más, pregúntale a tu corazón lo que le gustaría compartir contigo. Entonces simplemente escucha sin expectativas ni juicio. ¡Si no oyes ninguna respuesta de tu corazón, también está bien! Simplemente continúa centrándose en el centro del corazón y siga tu respiración mientras fluye dentro y fuera de esta área.

Para una meditación guiada del corazón, prueba el video dirigido por Christie Marie Sheldon.

3. Breathing Meditation – Respiración 4-7-8
El uso de ejercicios de respiración para concentrarse en la respiración puede ayudar a cultivar la atención y apoyar la salud del corazón. Un gran ejercicio respiratorio es la respiración 4-7-8. Inhala a través de tu nariz contando hasta cuatro, mantén la respiración adentro contando hasta siete y después exhala contando hasta ocho. Repite este ciclo de respiración de tres a cinco veces. Notaras cómo te ayuda a aquietar la respiración y ralentizar tu ritmo cardíaco, lo que te induce a un profundo relax.

Para más información sobre la respiración 4-7-8, puedes ver el video de Andrew Weil, MD.

Si estás viviendo en el pasado, atrapado en el arrepentimiento y la culpa, o anticipándote todo el tiempo al futuro, atrapado en las preocupaciones y la ansiedad, entonces cultivar el Mindfulness podría ser muy beneficioso!

Disfruta de estos ejercicios o experimenta con tus propias prácticas para guiarte hacia el momento presente.

Cultivar la atención plena es una práctica y por lo tanto requiere consistencia, paciencia y compasión – ¡se bueno contigo mismo! Y recuerda, no sólo vas a relajar a tu corazón, sino que mejorarás toda tu calidad de su vida!