St Regis Punta Mita. La joya del pacifico mexicano.

En la Riviera de Nayarit  y dentro de un condominio de lujo que cuenta con hoteles de alta gama, edificios residenciales y dos exclusivos campos de golf, diseñados por el legendario Jack Nicklaus, se encuentra el espectacular hotel St Regis Punta Mita, reconocido como uno de los 100 mejores hoteles del mundo por la reconocida revista Travel + Leisure.

El resort, diseñado por el talentoso mexicano Roy Azar, se encuentra a 50 km al norte de Puerto Vallarta y cuenta con 120 intimas y elegantes  habitaciones y suites, denominadas “casitas” con servicio personalizado de mayordomo y detalles de gran confort.

Lo que más sorprende desde la llegada es la arquitectura y el paisajismo del resort con una naturaleza exuberante, piscinas al infinito que se confunden con el azul del mar pacífico y el servicio amable y destacado de todo el  personal comandado por el querido anfitrión Carl Emberson, gerente general del hotel.

En materia gastronómica, el resort ofrece exquisitas experiencias que van desde elegantes comidas en el restaurante Carolina, galardonado con el prestigioso premio Five Diamond Awards de la AAA, hasta auténticas comidas mexicanas en Las Marietas o platos con un toque californiano en Sea Breeze.

Nuestra cena en el restaurante Carolina fue inolvidable  y agradecemos la sugerencia del Alejandro Rivada, gerente de división cuartos y gran guía  durante nuestra estancia, quien nos alentó a embarcarnos en esta experiencia gourmet sublime.

El Spa también es de destacar y está calificado entre los mejores Spas del mundo. Con el sello de la firma de los laboratorios Remède, ofrece servicios de sauna, sala de vapor, gimnasio, jacuzzi, piscinas frías y profundas y bellos jardines de relajación, además de una gran variedad de tratamientos corporales y faciales.

Nuestras recomendaciones:

-experimentar los cocteles del Barman Jorge Carrillo

-probar el risotto de centolla en el restaurante Carolina y deleitarse con el magnífico servicio.

-disfrutar de los espectaculares atardeceres sobre el océano pacifico

-asistir a la ceremonia del champagne

-beber mucho jugo verde revitalizante en el desayuno. Es delicioso.

-desplazarse en los autos eléctricos y ecológicos del resorts

-relajarse durante el día en la playa bajo la sombra de los árboles y palmeras naturales

-observar las aves del lugar

-jugar golf

-aprovechar a sacar muchas fotos en los escenarios cinematográficos de todo el complejo!